Zona Arqueológica de San Miguel Ixtapan, Estado de México

Zonas Arqueológicas de México

Localizada en el sur del Estado de México a unos 120 kilómetros de la capital, Toluca, la Zona Arqueológica de San Miguel Ixtapan, fue un importante centro productor de sal en la epoca prehispánica según los estudiosos del lugar. Incluso el nombre de Ixtapan en náhuatl significa "Lugar donde hay sal"

Fue en el año de 1985 que se empezaron los trabajos de excavación y recuperación del lugar, en un elemento rocoso que denominaron "La Maqueta" donde se encontraron algunas plazas y escaleras. Y fue hasta 1991 cuando el Instituto Mexiquense de Cultura inicia el “Proyecto Arqueológico San Miguel Ixtapan” para salvaguardar e investigar mucho más sobre esta región.

Según los estudiosos Ixtapan tiene 4 etapas la primera corresponde al período conocido como Clásico (500 a 750 d.C.). La segunda corresponde al Epiclásico (750 a 900 d.C.) que es el momento de mayor auge del sitio y las últimas fases de ocupación son del Posclásico Temprano (900 a 1200 d.C.) para finalmente tener una ocupación Mexica en el lugar (1200 a 1521). Pero el esfuerzo ha sido grande y hoy se han recuperado figurillas que corresponden al Preclásico.

El sitio está conformado de la siguiente manera, el Juego de Pelota y la plataforma uno, quizás sean los más vistosos, en el primero se llevaban a cabo importantes juegos y del segundo se han recuperado importantes ofrendas y entierros humanos.

La estructuras restantes son el Montículo 1 y 2, el primero parcialmente excavado debido y el segundo nos regala más espacios, incluso cuartos uno de ellos es conocido como el “Recinto de las Esculturas” ya que durante su exploración se recuperaron una gran cantidad de figurillas manufacturadas en basalto y piedra verde. Pero la aventura no acaba ahí, ya que también en este lado podemos apreciar el “Recinto de la Banqueta” y el “Patio Hundido”.

Y desde 1995 existe en el lugar un Museo de sitio por si tienes mucho más interés sobre datos de este lugar tan hermoso e histórico.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios