La Parroquia y Ex Convento de San Francisco de Asís, Tepeji del Rio, Hidalgo

Ciudades Coloniales de México

La Parroquia y Ex Convento de San Francisco de Asís se encuentra en la plaza principal de la ciudad de Tepeji del Río de Ocampo, Hidalgo.

La construcción de la Parroquia y Ex Convento de San Francisco de Asís fue iniciada por fray Diego Grado Cornejo en 1560, para 1586, el establecimiento estaba concluido.

El conjunto arquitectónico tiene distribuidos en su interior elementos de estilo clásico en donde se encuentran sobriamente conjugados restos de pintura mural con temas religiosos y obras de gran formato ejecutadas por Juan Correa y Francisco Martínez, del que se conserva, en la capilla anexa llamada del Sagrario, un lienzo fechado en 1718, con el tema de La Purísima.

En la fachada del conjunto se puede apreciar que el contrafuerte está reforzado con mampostería a lo largo del muro sur de la nave, mientras que sus puertas se caracterizan por la pureza de sus proporciones y la perfección de sus columnas.

El templo presenta una fachada sobria y elegante con dos portadas con casetones, del más puro estilo renacentista. Su atrio está rodeado por muros almenados y conserva dos capillas posas y una capilla abierta, ricamente decoradas, mientras que su claustro, en regular estado de conservación, está formado en sus dos niveles por arcos rebajados. La construcción simula una gran fortaleza de muros gruesos apoyados en enormes contrafuertes.

Por su aspecto general, la iglesia recuerda a la de Atlixco, aunque la nave presenta una bóveda de cañón. El extradós de la bóveda no muestra ninguna señal de reconstrucción, salvo un antepecho festonado del siglo XVIII. El coro descansa sobre tres arcos. En el convento, una fina escalera de una sola rampa se levanta hasta el segundo piso, justo al este de la portería. Las arcadas del claustro se apoyan en cuatro gruesas columnas.

La puerta principal es muy pura en sus proporciones, perfecta en sus columnas y entubamientos, con arco y jambas tablereadas. Debido a sus características comunes, es de suponer que es obra del mismo diseñador que realizó las de Tula, Tlaxiaco (en la Mixteca Alta), y la puerta norte de Zempoala. Sin embargo, la de Tepeji resulta la más culta con su frontón partido en las esquinas. Mientras que la puerta de la fachada poniente parece de menor pureza debido al marcado énfasis de la imposta y las molduras de las pilastras laterales. Por otra parte, la esquina suroeste de la fachada sufrió ciertos cambios que la alejaron de una estricta simetría bilateral.

La capilla abierta es un espacio poco profundo cerrado por un muro trasero curvado. Por su hechura resulta característica de la arquitectura de mediados de siglo XVI en la que un gran pórtico de varios vanos precedía el santuario poligonal, que usualmente tenía el mismo ancho que uno de los vanos de la arquería. Esta capilla abierta presenta algunos elementos decorativos con reminiscencias góticas. Su arco de cinco centros o carpanel supone un despliegue de virtuosismo por parte de los diseñadores y artesanos que plasmaron en este sencillo arco la misma aguda y brillante ejecución de otros notables ejemplos de edificios construidos en la misma época. El alfiz y el arco rebajado descansan sobre medias columnas jónicas de fustes delgados y anchos capiteles. Los soportes muestran poca preocupación por la exactitud canónica, pero su inspiración es netamente clasicista con alfiz medieval.

Como los sitios naturales planos, apropiadamente orientados y secos eran escasos en las regiones del centro, sur y oeste de México, resultaba común el tener que realizar excavaciones o rellenar terrenos para construir el atrio. En este caso, la parte poniente del atrio se excavó en la ladera, y el material extraído se usó para construir una enorme plataforma al este, en la que se apoya la iglesia que mira al valle del río.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios