Biografía de Gilberto Owen

Gilberto Owen Estrada, (1904-1952) fue un poeta mexicano, originario de Rosario, Sinaloa. Ocupó cargos diplomáticos diversos. Fue autor de Desvelo (1923, editado de manera póstuma), La llama fría (1925), Novela como nube (1926), Línea (1930) y Perseo vencido (1948).

Gilberto Owen, poeta, maestro y diplomático, nació en El Rosario, Sinaloa el 4 de febrero de 1905. Hijo de Guillermo Owen y Margarita Estrada.

Se desempeñó como maestro de escuela y le gustaba hacer versos, personalidad indiscutible de las letras sinaloenses. Vivió su infancia en Toluca, después estudió en la Escuela Nacional Preparatoria.

En 1922 cuando estudiaba en Toluca representó al Instituto Científico Literario ante Obregón, pronunció un discurso de Bienvenida, impresionó al presidente por su oratoria, ganándose el nombre de lector de periódicos, en la Secretaría de la Presidencia haciendo la síntesis de los diarios capitalinos para el presidente.

Un año después se trasladó a la ciudad de México; en 1926 ingresó a la revista Ulises, fue uno de los más entusiastas colaboradores y en 1928 participó en la revista Contemporánea como autor, traductor y miembro del grupo. Incursionó en la diplomacia, siendo miembro del servicio consular en Nueva York, Lima y Quito. Ingresó al servicio exterior y radicó en varias ciudades de los Estados Unidos, Perú, Ecuador y Colombia, donde se casó el 2 de diciembre de 1935, con la hija de un ex presidente.

Se desempeñó en este empleo durante cerca de 5 años, lapso en que conoció a Javier Villaurrutia, Jorge Cuestos y Salvador Novo, con quien hizo versos y novelas. Su trabajo diplomático lo alejó de la poesía. Fracasó en su matrimonio y regresó a México.

En 1942 se incorporó a la redacción de "El hijo prodigo"; trabajó en la Secretaría de Economía. Hacía traducciones para solventar su difícil economía y se aficionó al alcohol. Volvió a Colombia en 1944.

La Prosa de Owen, sus novelas, no solo acusan una cercanía al Vanguardismo de la época sino también un estrecho acercamiento al ritmo poético. Su obra aunque breve, está cargada de significación. En tanto la poesía, ha vivido una suerte extraña, cuando al principio fue considerado un poeta de tono menor y oscuro, aunque de profunda raigambre surrealista, los estudios que se han escrito en torno a su obra han revelado a un autor con gran talento y misterio.

A inicios de 1947, viajó a Filadelfia, Estados Unidos, con un cargo de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Entre sus obras poéticas destacan: "Novela como nube", "Línea", "Libro de Ruth", "Desvelo", "Poesía y Prosa" y "Perseo Vencido".

Durante 1950, tuvo problemas de salud. Ciego, murió cuando era vicecónsul en Filadelfia el 9 de marzo de 1952, sus restos descansan en esa ciudad.

Roberto Owen de impetuosa actividad manifestó una forma diferente de vivir la vida; sus constantes viajes, hicieron desaparecerlo de la historia mexicana incluso después de su muerte, sus restos no han sido trasladados a la Rotonda de los Hombres Ilustres de México.

No regresó a su país a difundir más sus obras, es por eso que no fue tan popular pero lo poco que escribió es reconocido, varios colegios del estado, lo recuerdan llevando su nombre. Podemos seguir su ejemplo con responsabilidad y dedicación para que nuestro país tenga gente preparada y cambie la situación por el bien de la humanidad.

Empezando porque la Casa de Cultura de El Rosario, Sinaloa lleva su nombre; a la vez que ha difundido su vida y obra para que la comunidad lo conozca.

Comentarios