Cenotes de Aldama, Tamaulipas

Bellezas naturales de México

Si quieres disfrutar de escenarios naturales con paisajes áridos o selváticos, transparentes manantiales, grutas y cenotes, visita Tamaulipas que cuenta con un lugar maravilloso conocido como los Cenotes de Aldama.

Del Nacimiento se sube por una empinada escalinata hacia los cenotes, una maravilla natural. Estas cuatro pozas tienen corrientes subterráneas de aguas hidrotermales sulfurosas.

El Zacatón es un cenote de 140 metros de diámetro y una profundidad de 328 metros, uno de los más grandes del mundo En el sitio conocido como “nacimiento del río”, encontramos un apacible y hermoso paraje ribereño, rodeado de palmas, ideal para un día de recreo; el río Barberena (o Blanco, como lo conocen los lugareños), parece nacer de una espesa cortina vegetal de grandes árboles y no es posible apreciar a simple vista el punto exacto donde surge el manantial.

La Poza Verde, tiene un color azul oscuro y se encuentra rodeado de mucha vegetación, su profundidad es de aproximadamente 200 metros. De mucho mayor diámetro que la del Zacatón, no tiene la apariencia del clásico cenote; las paredes que la circundan no caen a plomo y están cubiertas por una tupida vegetación

El Caracol, mide 12 metros de diámetro y tiene una forma cónica. La Pilita, su diámetro es de es de 30 metros y el agua se encuentra casi al nivel del suelo, está considerado como uno de los esteros de agua dulce más profundos del mundo.

Sólo existen unos cuantos cenotes en Tamaulipas, localizados en la porción sureste del estado, en el municipio de Aldama, unos 12 km al poniente de la cabecera municipal; sin embargo, es posible afirmar que, por su magnitud y profundidad, superan por mucho a los yucatecos.

Para llegar a este hermoso lugar partiendo de la ciudad y puerto de Tampico, Tamaulipas, siga la carretera nacional núm. 80 que nos lleva a Ciudad Monte; 81 km después, en Estación Manuel, tome el desvío por la carretera núm. 180 que va hacia Aldama y Soto la Marina; recorra aproximadamente 26 km y en este punto (10 km antes de llegar a Aldama) doble a la izquierda por un camino revestido, de unos 12 km, que conduce hasta el ejido. El Nacimiento. Este sitio no cuenta con servicios turísticos, pero los puede encontrar en la cercana población de Aldama, o bien en la ciudad de Tampico.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios