Pueblos Típicos de México: Tlayacapan, Morelos

Entre los grandes atractivos turísticos que ofrece México a los viajeros hay un rubro que disfrutamos todos, sus pueblos típicos, pues en ellos el turista encuentra una gran gama de actividades muy poco comunes por realizar, eso es algo de lo que nos ofrece Tlayacapan.

Ubicado en el estado de Morelos y ya con el titulo de pueblo mágico, este lugar cuyo nombre quiere decir “Sobre la punta de la tierra” tuvo como primeros habitantes del lugar a los Olmecas, quienes junto con los xochimilcas tendían una red de comercio y convivencia importante, Incluso en la época prehispánica Tlayacapan tenía una importancia comercial grandísima pues era un punto intermedio para llegar a la gran Tenochtitlán, además de ser un gran centro ceremonial de la diosa Tonatzin.

En la época colonial este lugar fue importantísimo para la corona de la Nueva España ya que por su ubicación se tenía domina a toda la región del lugar. Y por supuesto se levantaron sobre los palacios prehispánicos templos como el Ex convento de San Juan Bautista o el Palacio Municipal del lugar. El Ex convento es una verdadera joya colonial pues sus frescos en sus paredes muestran el gran interés cultural que se desarrollaba en el lugar en los días coloniales. Otro atractivo es el museo que puede encontrarse en el interior del Ex convento de San Juan Bautista, en donde se exponen las momias descubiertas en el año de 1982 en el interior de la nave mayor y las que nos muestran los diferentes personajes que fueron sepultados en dicho lugar; también la casa de la cultura “La Cerería” centro cultural que nos muestra diversas exposiciones de lugares, tiempos y espacios.

La tradición del comercio está presente en una de sus calles principales donde se venden una gran cantidad de artículos de barro y cerámica, encuentras desde un jarrito, hasta ollas de cocina, o hermosos souvenirs.

En lo que se refiere a gastronomía, lo típico de aquí es el mole verde, o también conocido como pipián además de los tamales de sal, el mole rojo también se come, los tlacoyos de frijol y haba son una delicia, la cecina también es riquísima aunque no es tan típica del lugar, lo que sí lo es son las frutas de horno acompañadas de unas nieves de sabores como postre

Y se encuentra a solo 1:30 de la ciudad de México, se localiza solo a 3 kilómetros de Oaxtepec.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios