Valladolid, Yucatán

Ciudades Coloniales de México

Valladolid es la segunda ciudad de importancia en el estado de Yucatán, de noble estirpe, fue fundada en 1543 en el sitio de la antigua Zací. La ciudad posee interesantes construcciones de la época colonial, entre ellas: la Catedral de San Gervasio de estilo plateresco tardío (siglo XVIII) con sus dos imponentes torres; el convento de San Bernardino (siglo XVI) de estilo gótico y arquitectura monumental, con una llamativa fachada, conserva en su interior obras de arte como el Cristo de la Columna. Otros edificios coloniales son el Palacio Municipal y el templo de San Juan de Dios. Cerca de la población se halla el cenote de Valladolid, llamado Zací, de espectacular belleza al cual se accede por un túnel natural, terrazas, escaleras y pasillos. En los restaurantes del lugar se puede disfrutar de los platillos de la comida yucateca y del ambiente cordial de la población.

Situada a la mitad del camino entre Mérida y Cancún, Valladolid es una pintoresca ciudad colonial con barrios de gran majestuosidad y belleza por lo que desde 1823 ha sido nombrada La Sultana de Oriente.

Valladolid es un lugar donde han sucedido muchos eventos en la historia. Aquí comenzó la Guerra de Castas en 1847, así como la primera chispa de la Revolución Mexicana en 1910, misma que celebran cada año el 4 de junio con diferentes festejos deportivos y culturales

Los edificios coloniales pintados en colores pastel añaden un toque especial.

Camine tomando nota de la arquitectura y fachadas de las casas y casonas. Hay 7 barrios, cada uno con su iglesia que se debe de visitar. El más impresionante es el Convento de San Bernardino en el barrio de Sisal, donde es muy llamativo su arete, retablos, nichos y esculturas con motivos vegetales (algo no usual), por lo que aquí comienza una de las primeras obras científicas mexicanas El Catálogo Botánico.

Hay 2 cenotes muy importantes e impresionantes, Zací que está a unas cuadras de la plaza, y Dzitnup, a 5 km. del pueblo, en donde puede nadar. Visite el Museo de San Roque, que con sus diferentes salas que van desde arqueología y antropología hasta botánica le darán una gran idea de ésta zona desde los Mayas hasta hoy en día.

También y sobre la misma calle la Catedral y el Palacio de Gobierno con sus enormes murales de historia Mexicana. Templo de San Gervasio, Mesón del Marqués, Templos de la Candelaria, San Juan de Dios y Santa Lucía.

Aquí usted verá que la mayoría de la gente todavía viste con la ropa típica de Yucatán, algo que no se ve tanto en Mérida y casi nunca en Cancún.

En la Plaza Principal, a un costado, verá una fila de señoras Mayas que venden sus trabajos de punto de cruz e hilo deshilachado en vestidos, blusas, pañuelos.

Del 26 de enero al 3 de febrero se celebran las fiestas en honor a la Virgen de la Candelaria, lo que se traduce en una semana de fiestas religiosas y comerciales.

A la hora de comer, está usted en la ciudad perfecta de la exquisita cocina Yucateca. Valladolid es creador de unos guisos muy famosos que incluye los lomitos de Valladolid, longaniza y pollo en escabeche.

Valladolid está rodeado de bellezas naturales, como la zona arqueológica de Ek Balam a 20 minutos al norte de Valladolid, camino a Tizimín. Y a otros 10 minutos de Valladolid podrá disfrutar del famoso cenote de Dzitnup, así como Ikkil ubicado a 5 min. de Chichén Itzá y 30 de Valladolid, que alberga uno de los cenotes más bellos de Yucatán y que ofrece almuerzos buffet y modernas cabañas de estilo Maya si desea pasar la noche.

Otro lugar que no puede dejar de visitar al estar por esta zona son las grutas de Balancanchén que una vez fungieron como centro ceremonial de los Mayas. Hay un espectáculo de luz y sonido, así como un museo que abre sus puertas de 9:00 am a 5:00 pm.

Como llegar: Si vienes en automóvil toma la carretera Mérida-Cancún, puede ser por la vía libre para recorrer los poblados o la de, si toma esta última al llegar al la isla de servicios sobre la carretera avance unos kilómetros más para llegar a su derecha a Valladolid.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios