Zona Arqueológica de Toluquilla, Querétaro

Zonas Arqueológicas de México

Zona Arqueológica de Toluquilla; su nombre es un vocablo híbrido de raíz náhuatl; del verbo toloa, que describe la acción de jorobarse y la partícula castellana illa, por lo que se ha interpretado como "Cerro del Jorobado".

Es un asentamiento de aproximadamente 120 construcciones, edificado sobre una meseta orientada norte a sur, donde los habitantes modificaron la superficie para tener áreas de construcción. Su estado de conservación es excepcional, ya que se pueden apreciar escalinatas, alfardas, callejones, calles, vanos de puertas y muros con altura de más de dos metros. Es notable la existencia de cuatro juegos de pelota, que forman el punto central de la planeación del sitio, ya que toda la traza urbana gira en torno a estos espacios.

El sitio, como los de toda la región, se encuentra en una zona de yacimientos minerales explotados desde época prehispánica. Se propone a Toluquilla, como una capital paralela a Ranas (sitio cercano), ambas ciudades eminentemente mineras, rodeadas por pequeños caseríos. Mientras que Ranas se propone como un centro político-administrativo, en Toluquilla se sugiere un carácter de santuario, donde residían las personas vinculadas con el culto; juntos tienen una ubicación estratégica desde donde controlan los sitios menores de los alrededores, las minas y sus asentamientos, así como los accesos a la sierra.

Su organización fue jerárquica, con especialidad en el trabajo, sobre todo lo referente al trabajo de explotación minera; se extraía óxido de hierro, vulgarmente conocido como almagre, además del cinabrio (o granate) y mercurio. El almagre y el cinabrio se usaron como pigmentos, sin embargo, el carácter ritual del segundo se mantuvo ya que siempre se utilizó como ofrendas.

Por todo ello, proponemos que los habitantes de Toluquilla, junto con otros de la región, basaron su economía en la minería de tiempo completo, complementada por la cacería, la recolección, la agricultura y la pesca en los ríos cercanos. Sobre el lugar de destino de los recursos minerales, se han propuesto lugares como Teotihuacán, sin embargo, la investigación que nos aclare este problema está en proceso.

LA FORMA DE LLEGAR

Toluquilla se localiza a unos 110 kilómetros al noreste de San Juan del Río, Querétaro. Su acceso es por la carretera federal 120, hasta llegar a Vizarrón; 7 kilómetros adelante se encuentra la desviación a San Joaquín. A la altura del kilómetro 30, se toma el camino a la Presa Hidroeléctrica Zimapán y a la altura del kilómetro 11 se encuentra la desviación a la terracería que conduce al sitio; de ahí se continua a pie en un camino de 350 metros.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios