Pueblos Típicos de México: Comala, Colima

El "Pueblo Blanco de América", como se le conoce también a Comala por su fisonomía típica y pintoresca debido a las casas blancas de techumbre de teja sobresaliendo entre las huertas de exuberante vegetación, que son regadas por los Ríos San Juan, Suchitlán y Tía Barragana, teniendo como marco final el majestuoso Volcán de Fuego. Este nombre fue mencionado por el gran escritor Mexicano Juan Rulfo en su obra maestra "Pedro Páramo" y es periódicamente escenario para diversas producciones cinematográficas nacionales e internacionales. Esta región, conserva ese sabor provincial que le ha dado fama de ser uno de los más bellos de la entidad.

Para conservar su fisonomía tradicional, en 1988 el Gobierno del Estado declaró a Comala Zona de Monumentos Históricos. Uno de los atractivos principales de Comala son sus arcos o mejor conocidos como Los Portales localizados frente a la Plaza de Armas, en ellos se encuentran restaurantes típicos en los que se puede paladear la variada comida de la región, acompañada de la música típica mexicana. Es clásica ya la oferta gastronómica de antojitos y botanas muy variadas acompañados de cerveza, ponche, refrescos u otras bebidas en los afamados “Portales de Comala”, el pueblo se ha potenciado cada vez más por su belleza arquitectónica de singular encanto, por sus costumbres y tradiciones y por su clima, por supuesto.

Todo el municipio de Comala es de un gran atractivo turístico para los visitantes y los propios colimenses, que en los domingos se distribuyen en sus casas de campo, refugios y pequeñas viviendas, así como en los numerosos restaurantes campestres de la región, sobre todo durante los meses más cálidos. Se encuentra a 6 kilómetros de la ciudad de Colima y limita al Norte con el estado de Jalisco. Cómala posee recursos naturales suficientes para desarrollar la actividad turística con excelentes perspectivas y de moderno turismo. Es de clima templado, risueño, de callejuelas estrechas, casas encaladas y tejados pintados de un rojo encendido, que contrastan con la tupida vegetación de las huertas, que le otorgan una imagen fascinante. Las condiciones naturales y suficientes vías de comunicación, permiten practicar el alpinismo y montañismo, en lugares como Cerro Grande y Faldas del Volcán.

Entre sus principales atractivos encontramos:

Parroquia de San Miguel Arcángel

Este templo data de fines del siglo XVIII, sin embargo las constantes modificaciones que se le han realizado lo sitúan en un estilo neoclásico. En la fachada se puede apreciar una portada de dos cuerpos con torres a los lados. En el primer cuerpo está el acceso con arco de medio punto flanqueado por pares de columnas exentas. En el segundo cuerpo se observa una ventana coral con arco rebajado enmarcado en cantera; en él destaca un friso decorado con motivos fitomorfos y sobre éste, un remate curvo con la escultura de San Miguel Arcángel.

Plaza Principal

Sitio propicio para el descanso y la inspiración. Este agradable lugar está compuesto por jardines arbolados y andadores que desembocan a pequeñas fuentes, destacando al centro un bello quiosco de manufactura alemana que data de principios del siglo XX. A un costado de la Plaza se encuentran los famosos portales de Comala, ya que aquí es posible deleitar el paladar con los platillos típicos de la región acompañados de diversas bebidas refrescantes; y para dar ese toque de convivencia y esparcimiento en el lugar, los músicos de la región amenizan con sus interpretaciones.

La Zona Mágica

En el kilómetro seis de la carretera estatal número 16 se encuentra este famoso sitio conocido como "La Zona Mágica", debido a que al pasar un vehículo en velocidad neutral por la pendiente, contrariamente a que descienda, el auto sube como jalado por magnetismo.

Fuente: México lindo y querido

Comentarios