Zonas Arqueológicas de Cantona y Yohualichan, Puebla

En Puebla podemos encontrar la Zona Arqueológica de Cantona que es el desarrollo de esta ciudad prehispánica. La Acrópolis , parte alta donde se encuentran las estructuras arquitectónicas que muestran que ahí se concentraron los poderes políticos, económicos y religiosos de esta gran ciudad; está rodeada por calzadas, pasillos y callejones que comunican a toda la población, la cual habita en espacios plenamente definidos, delimitados por muros periféricos y a los cuales se les ha nombrado "patios".Podemos apreciar que las calles fueron construidas, en su mayor parte, elevadas sobre la superficie natural del terreno, con muros laterales y siempre con el arroyo empedrado.

La Cantona está situada sobre un derrame basáltico con pendiente hacia los lados, en su parte baja se ubicó la población "rural" que habitó en los patios; en la parte media habitó gente con cierto rango social; y en la parte superior de la unidad sur se colocaron los templos y además construcciones con carácter cívico-religioso, así como las residencias de los jefes y dirigentes.

Rasgo característico de Cantona es que en sus construcciones arquitectónicas, no fue utilizado ningún tipo de cementante o argamasa para unir o asentar las piedras; mucho menos el estuco para recubrirlas; sólo se colocó piedra sobre piedra y escasa tierra.

Es importante resaltar que hay mucha simetría en los edificios. Las construcciones se realizaron aprovechando, adaptando y explotando la superficie natural del terreno. Cantona fue una gran ciudad-fortaleza.

En la Zona Arqueológica de Cantona se manifiestan claramente los rituales y ceremonias religiosas. Una de éstas era la realizada en los rituales agrícolas y de fertilización de la tierra.La base de subsistencia de los habitantes de Cantona fue además de la producción agrícola, el intercambio comercial de obsidiana, que explotaban de los yacimientos del área. Esta importante ciudad prehispánica sucumbió a las presiones de grupos, quizá chichimecas, ajenos al área. Alrededor del año 1050 la ciudad fue abandonada.

A Cantona puedes llegar por la carretera federal 129 que pasa por Libres. De ahí hay que llegar a Tepeyahualco para tomar el camino a Cantona, ubicada a unos 115 kilómetros de la capital del estado.

Y si quieres aprovechar tu visita también puedes ir a otra Zona Arqueológica llamada Yahualichan que es un centro ceremonial de la cultura Totonaca ubicado al noreste de Cuetzalan. Se piensa que fue fundado a inicios del periodo Clásico ( 0 a 900 a.C.) y que ante la invasión de grupos bélicos, comenzó a ser abandonado desde la mitad del Posclásico ( 900 a 1519 d.C.). Yohualichan significa "Lugar de la Noche ". Sus ruinas constan de una plaza rectangular, alrededor de la cual hay 5 montículos con distintos números de basamentos y vestigios de templos en sus cimas; hay también un juego de pelota.

Fuente: México lindo y querido


Comentarios