Aumenta número de ballenatos en el complejo lagunar Ojo de Liebre, Baja California Sur

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), celebró el 44 aniversario del Complejo Lagunar Ojo de Liebre con el aumento en el número de nacimientos de ballena gris en el inicio de esta temporada, que representa el 67 por ciento más respecto al mismo periodo de la temporada pasada.

El Complejo Lagunar Ojo de Liebre, en Baja California Sur, es el lugar donde cada año llega la ballena gris para tener a sus crías, después de recorrer más de 12 mil kilómetros desde las aguas frías de Alaska.

Este complejo que pertenece a la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno ha sido un espacio de conservación e investigación de la CONANP, que ha traído como resultado la franca recuperación de esta especie.

Esto se da gracias al trabajo de vigilancia y protección que lleva la CONANP en conjunto con instituciones de los tres órdenes de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas, prestadores de servicios turísticos y pescadores de las comunidades logrando la recuperación de una de las especies más emblemáticas de México.

En el primer censo de la temporada 2016-2017 se registró el nacimiento de 208 ballenatos y la presencia de 376 ejemplares de ballenas adultas, mientras que en el mismo periodo de la temporada pasada se registraron 141 crías y la entrada de 265 adultos.

En los últimos 19 años se ha registrado un marcado crecimiento en el número de crías y adultos, lo que permite asegurar que se ha logrado salvar de la extinción a la ballena gris.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), trabaja para la conservación y protección de la ballena gris (Eschrichtius robustus), una de las especies más grandes del mundo marino, la cual se encuentra en la categoría de protección de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059-SEMARNAT 2010.

Debido a la caza furtiva, esta especie disminuyó a dos mil ejemplares en las primeras décadas del siglo XX.

El 14 de enero de 1972 en el Diario Oficial de la Federación se declara Zona de Refugio para Ballenas y Ballenatos, las aguas del área de la Laguna Ojo de Liebre-Guerrero Negro, al sur de la Bahía de Sebastián Vizcaíno, en el Litoral del Océano Pacífico, en el estado de Baja California Sur.

Posteriormente se modificó dicho Decreto para así considerar a las tres lagunas, publicando el Decreto Modificatorio el 28 de marzo de 1980, para considerar a las Lagunas Guerrero Negro y Manuela que conforman también el Complejo Lagunar Ojo de Liebre.

La SEMARNAT, a través de la CONANP, conduce el Programa de Conservación de Especies en Riesgo (PROCER), en el cual destaca las acciones de conservación y protección por medio de trabajos permanentes de monitoreo y censos semanales, y participa en acciones de vigilancia con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en coordinación con la Secretaría de Marina, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), y con la colaboración de los Comités de Vigilancia participativa conformados por pescadores, ejidatarios, pequeños empresarios y sociedad civil organizada.

Dentro de los programas sociales llevados a cabo por la CONANP/SEMARNAT, en apoyo a las comunidades locales, destacan los proyectos de infraestructura turística como lo son muelles, cabañas, restaurantes, senderos y señalización, los cuales garantizan el fortalecimiento a las actividades ecoturísticas de observación de ballena gris.

Asimismo, se promueve el turismo sustentable para la observación de ballenas, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 131 SEMARNAT 2010 que establece los lineamientos y especificaciones para el desarrollo de actividades de observación de ballenas, relativas a su protección y la conservación de su hábitat.

Por su valor universal excepcional como el mejor sitio en el mundo para la reproducción y crianza de la Ballena Gris, en 1993, la CONANP inscribió como Sitio de Patrimonio Mundial de la Humanidad al Santuario de Ballenas de El Vizcaíno.

El 2 de febrero de 2004, la Convención Ramsar, aceptó la denominación de la Laguna Ojo de Liebre como sitio Ramsar, con el número 1339, cumpliendo con los criterios 2, 4, 5 y 6, que reconoce a la Laguna como lugar de apareamiento y nacimiento de la Ballena Gris, así como la presencia del Lobo Marino (Zalophus californianus) y el delfín común (Delphinus delphis), ambos con protección especial según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

La Reserva de la Biosfera Complejo Lagunar Ojo de Liebre, abarca una superficie de 79,328.976631 hectáreas, incluye tres lagunas costeras: Laguna Manuela, Laguna Guerrero Negro y Laguna Ojo de Liebre.

Conformadas por sistemas de canales, humedales y pastos marinos, permite el establecimiento de aves marinas, tortugas y la presencia de la Ballena Gris. El Santuario integra los ecosistemas marinos y terrestres, protegiendo con ello gran diversidad biológica y manteniendo así la riqueza de los procesos de mar-tierra.

En estas lagunas se permite realizar actividades comerciales como la pesca, la acuacultura y el turismo. Durante la temporada de ballenas está restringido el uso de redes, por lo que no se pone en riesgo la presencia de estos mamíferos marinos.

Destaca por su importancia la presencia de la tortuga prieta (Chelonia midas agassizii) en peligro de extinción según la misma norma, que utiliza a esta laguna como sitio de alimentación. El ganso de collar (Branta bernicla) se encuentra amenazado en México y se encuentra en grandes concentraciones en la laguna durante la época invernal, con 35,000 individuos, representando el 25% de la población de la subespecie.


Fuente: CONANP






Comentarios