Registra CONANP Águila Real en sitios de distribución histórica

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), celebra hoy, el Día Nacional del Águila Real (Aquila chrysaetos) con nuevos registros de parejas reproductivas en los estados de Guanajuato y Sonora, lo que significa un aumento en la presencia de la especie en sitios de distribución histórica y el incremento en el conocimiento sobre el número de nidos y parejas identificadas en más de 20 Áreas Naturales Protegidas de México.

Las principales amenazas que enfrenta el Águila Real son la destrucción y fragmentación de su hábitat, dadas principalmente por el incremento de las actividades agrícolas, ganaderas y el desarrollo urbano. Esto ocasiona a su vez la disminución de las presas de la especie, su fuente de alimento. Adicionalmente enfrenta problemas de intoxicación por plomo y plaguicidas, la captura de ejemplares y huevos para su venta ilegal, el saqueo de sus nidos, colisiones con tendidos eléctricos y otras estructuras, entre otras amenazas

Para promover la recuperación de sus poblaciones y atender sus amenazas, la CONANP puso en marcha el Programa de Acción para la Conservación de la Especie (PACE): Águila Real desde el año 2007, a través del Programa de Conservación de Especies en Riesgo (PROCER). En este contexto, las acciones efectuadas, incluyen el censo de sus poblaciones, el monitoreo de su éxito reproductivo, el manejo y la protección de su hábitat, así como la difusión de su conservación y la importancia cultural de la especie, entre otras acciones estratégicas.

Derivado de la aplicación del PACE Águila Real, la CONANP ha registrado en México hasta el momento 119 parejas reproductivas y 317 nidos, lo cual representa un incremento significativo en el registro de la población para el país respecto al año 2010, cuando se tenían cifras de tan sólo 70 parejas reproductivas y 117 nidos.

Cabe resaltar que en las sierras de Guanajuato y Sonora, la CONANP ha registrado recientemente cinco parejas reproductivas, aun cuando en dichos estados no se tenía la certeza de su distribución como áreas reproductivas de la especie. De acuerdo a los estudios que lleva a cabo la Comisión se concluye que las poblaciones de Águila Real están recolonizando sitios de distribución histórica en México.

En cuanto a la protección de su hábitat, destaca la propuesta para la creación de un ANP en el Semidesierto Zacatecano de más de 2 millones y medio de hectáreas, el cual es considerado como un área muy relevante en la distribución esta especie emblemática para México.

El Águila Real además se encuentra en al menos 21 Áreas Naturales Protegidas: Reservas de la Biosfera El Vizcaíno, Sierra la Laguna, El Pinacate y Gran Desierto de Altar, Janos, Mapimí, La Michilía y Sierra Gorda de Guanajuato, los Parques Nacionales Constitución de 1857, Sierra de San Pedro Mártir, Sierra de Órganos, y Gogorrón, las Áreas de Protección de Flora y Fauna Valle de los Cirios, Tutuaca, Papigochic, Cañón de Santa Elena, Ocampo, Maderas del Carmen y Bosque La Primavera, así como las Áreas de Protección de Recursos Naturales CADNR 04 Don Martín, 043 Nayarit y 01 Pabellón.

Trabajos de conservación y protección de la especie se realizan de manera conjunta con la participación social y ANP a través de Comités comunitarios enfocados en el monitoreo de los territorios de anidación de la especie y sus presas y especialmente en la protección de su hábitat.

Al día de hoy participan más de 120 personas de 19 comunidades ubicadas en siete estados de la República con distribución del Águila Real: Baja California Sur, Durango, Chihuahua, Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila y San Luis Potosí. Estos comités han sido fortalecidos a través de la capacitación y el equipamiento necesario para la ejecución de sus funciones y adicionalmente personal de la CONANP (fundamentalmente guardaparques) los coordinan e instruyen en la implementación de las acciones que realizan así como en la sistematización de la información que generan.

Para promover e incrementar el conocimiento de la especie, la CONANP lleva a cabo convenios, foros y reuniones con grupos de expertos, centros de investigación, instituciones gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil y colaboración internacional lo que ha permitido redefinir y adaptar las acciones y estrategias de conservación a diferentes escalas.

De esta manera, la CONANP impulsa y fortalece las acciones para proteger y vigilar los elementos naturales que componen el hábitat del ave nacional de México al mismo tiempo que consolida la colaboración intersectorial con el fin de garantizar la permanencia de la especie en el país.

El Águila Real o Águila Dorada (Aquila chrysaetos) es un ave rapaz de gran tamaño que llega a medir hasta un metro de altura, dos metros con treinta centímetros de envergadura (distancia que hay entre las puntas de las alas cuando están completamente extendidas) y a tener más de 6 kg de peso.

Su cuerpo es de color café con matices dorados en la cabeza, nuca y cuello, razón por la cual también recibe el nombre común de Águila dorada. Su cola tiene plumas largas y anchas color café que terminan en una mancha blanquecina. Como toda ave rapaz, tiene un pico curvo muy fuerte que utiliza para desgarrar carne y en sus patas que están emplumadas hasta la base de los dedos, tienen unas largas y afiladas garras de color negro que le sirven para matar y sujetar a sus presas.

Se reproduce en zonas montañosas con áreas abiertas. Los nidos son colocados en árboles o acantilados de difícil acceso entre los 3 y 30 metros de altura. Comúnmente tiene 2 o 3 nidos que son utilizados alternativamente, éstos son construidos con ramas gruesas intercaladas con trozos de arbustos y hojas, recubiertos de material fino. Tiene forma de plataforma y lo construyen tanto la hembra como el macho.

En México la puesta de huevos se presenta entre enero y principios de febrero, aunque puede presentarse en marzo. La incubación dura de 43 a 45 días y es realizada en mayor proporción por la hembra (80% de su actividad durante el día). La puesta puede ser de 1 a 4 huevos, siendo más frecuentes las puestas de dos huevos.

Una vez eclosionados los pollos tardan de 72 a 84 días en el nido antes de emprender su primer vuelo, el cual ocurre a mediados de julio y agosto.


Fuente: CONANP





Comentarios